Porsche renueva su Roadster con motor central 20 años después de haberse estrenado el primer Boxster: la nueva generación de modelos se llama 718 Boxster y 718 Boxster S. Los descapotables biplaza son más potentes, ligeros y eficientes. Con estos modelos, Porsche sigue la tradición de los motores bóxer de cuatro cilindros equipados en los deportivos 718 con motor central, que ganaron numerosas carreras en los años 1950 y 1960, entre ellas las legendarias Targa Florio y Le Mans.

más

Con el 718 Boxster, Porsche introduce dos motores bóxer sobrealimentados de cuatro cilindros completamente nuevos. Con ello se aumentan claramente el rendimiento y la eficiencia con respecto a los motores anteriores. Además, un paquete de innovaciones aporta el placer de conducción habitual en Porsche: los motores se caracterizan por su espontáneo comportamiento de respuesta, por su excelente reprís hasta el régimen de revoluciones más alto y, por último, por su sonido emocional.

más

La física dice que, bajo todos los conceptos, los deportivos con motor central ofrecen las condiciones previas óptimas para la mejor dinámica de conducción. Con el 718 Boxster, Porsche lleva a la práctica esta teoría de forma más convincente que nunca. En su dinámica de conducción, los nuevos Roadster siguen las pautas de su padrino clásico, el 718, que ganó sus carreras con una excelente agilidad: el chasis, completamente readaptado, mejora el rendimiento del deportivo con motor central en las curvas. Por esta razón, Porsche prevé una mejora de los tiempos por vuelta en el Anillo Norte del Nürburgring de un 718 Boxster S equipado de forma óptima que, en comparación con el modelo anterior, sería de 16 segundos. De esta forma se sitúa al nivel del Boxster Spyder y cerca del Cayman GT4.

más

Desde hace 20 años, el Porsche Boxster es sinónimo de un diseño Roadster imperecedero con dos asientos, un concepto de motor central claramente reconocible y una clásica capota de lona. El 718 Boxster acentúa su fuerte carácter más que nunca con bordes y curvaturas aún más precisas, grandes llantas deportivas con estrechos pasos de rueda y cortos voladizos. La nueva gama de modelos presenta un diseño completo y una técnica perfeccionada: sólo la tapa del maletero, el parabrisas y la capota permanecen invariables. Las tensas proporciones, las llamativas entradas de aire del frontal y el lateral, así como la baja silueta subrayan el mayor dinamismo del Roadster.

más