Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /kunden/483505_50739/webseiten/products/718-boxster/wp-content/plugins/qtranslate-x/qtranslate_frontend.php on line 507
La historia
La historia

Porsche 718 – Leyenda deportiva con motor central

Las características de la filosofía del legendario Porsche Spyder con las denominaciones 550 y 718 son el motor central, la construcción ligera y el diseño, así como potentes y eficientes motores de cuatro cilindros. El equipo oficial de la marca y numerosos clientes particulares participaron con éxito en competiciones desde 1953 hasta mediados de los años 60 a bordo de este coche de carreras construido tanto para los circuitos como para las carreras por carretera y montaña.

Numerosos pilotos particulares y célebres pilotos como Wolfgang Graf Berghe von Trips, Hans Herrmann, Graham Hill, Ricardo Rodríguez y Joakim Bonnier lograron llevarse a casa más de 1 000 victorias al volante de este rápido y ágil coche de carreras sacudiendo con fuerza las competiciones automovilísticas. A pesar de pilotar modelos equipados con pequeños motores bóxer de cuatro cilindros, los pilotos alcanzaron repetidamente la victoria imponiéndose a los modelos de la competencia equipados con motores más potentes.

La historia del Spyder es un desarrollo progresivo – típico de Porsche. Como primer bólido de pura raza fabricado en Zuffenhausen, el Porsche 550 (89 ejemplares), construido en 1953, marca el inicio de una gama evolutiva de coches de carreras con motor central. El sucesor de este modelo fue el Porsche 550 A Spyder (40 ejemplares), fabricado en 1956 y equipado con un chasis tubular y un potente motor. En 1956 el italiano Umberto Maglioli logró alzarse con la sensacional victoria de la Targa Florio a bordo de un Porsche 550 A. Esta competición automovilística era la más exigente de su época. Actualmente, el motor que alberga el 550 Spyder es tan legendario como el propio vehículo y es conocido como el “motor Fuhrmann”. El motor con cuatro árboles de levas en la cabeza.

El 718 RSK recoge títulos en todo el mundo y se proclama ganador del Campeonato Mundial de Marcas

Como sucesor del Porsche 550 A, en 1957 debuta el modelo 718 RSK (34 ejemplares). El automovilismo de competición y la técnica fueron factores decisivos en la denominación del nuevo modelo. Las siglas “RS” provienen del vocablo alemán “Rennsport” (automovilismo de competición) y la sigla “K” hace referencia a la geometría de la suspensión en forma de K tumbada. Además, en comparación con el modelo anterior, el nuevo 718 mejoró en todos los aspectos básicos. El marco de tubos de acero sin soldadura ofrecía una alta rigidez y la máxima ligereza constructiva. Otros de los detalles perfeccionados fueron el motor, el chasis y los frenos de tambor.

El 718 RSK obtuvo éxitos en todo el mundo: en Las 24 Horas de Le Mans, en el Nürburgring, en Argentina, en el Riverside californiano y en numerosas competiciones de montaña. En la Fórmula 2, tanto el 550 A Spyder, como el 718 RSK demostraron el enorme potencial que encierran estas construcciones de Porsche. Desarrollado como monoplaza, el 718/2 ganó incluso el Campeonato Mundial de Marcas de Fórmula 2 en 1960.

El Porsche 718 RS 60 se convierte en el líder del segmento

Cuando la Federación Internacional del Automóvil (FIA) crea una nueva norma que exige a los coches de carreras estar más cerca de la producción en serie, Porsche reacciona fabricando el modelo 718 RS 60 (19 ejemplares) para la temporada de 1960. El automóvil se convirtió rápidamente en líder del segmento de las versiones de 1,6 litros. Sus éxitos deportivos más significativos fueron las victorias generales conseguidas en la Targa Florio, Las 12 Horas de Sebring y el Campeonato de Europa de Montaña en los años1960 y 1961. El 718 RS 61 Spyder (13 ejemplares), fabricado en octubre de 1960, fue utilizado principalmente por pilotos particulares y su punto fuerte era el nuevo eje trasero con brazo oscilante triangular.

Con el fin de aprovechar el potencial del 718 Spyder también en Las 24 Horas de Le Mans, Porsche desarrolló una versión coupé del 718 RS 61. En 1961 el 718 GTR todavía equipaba un motor de cuatro cilindros. En la temporada de 1962 se equipaba con frenos de disco y un motor de dos litros y ocho cilindros. El 718 W-RS Spyder participó en las competiciones celebradas entre 1961 y 1964 con estos dos tipos de motores. Esta pieza única, a la que los mecánicos apodaron cariñosamente “la abuela”, durante todos los años que duró su carrera automovilística, ganó el Campeonato de Europa de Montaña en 1963 y 1964 demostrando, una vez más, el enorme potencial que encierra el concepto del motor central desarrollado por Porsche.